Gestión del peso de los futuros reproductores

Publicado el 4 de Octubre de 2022

Gestión del peso de los futuros reproductores

Desde su primera semana de vida, el granjero debe controlar y dominar el crecimiento de los futuros reproductores para garantizar una buena composición corporal. En este artículo encontrará nuestros consejos sobre la gestión del peso de los futuros reproductores.

El peso

Desde la primera semana, el granjero debe controlar y dominar el crecimiento de los futuros reproductores.

Ese control se lleva a cabo todas las semanas, pesando una muestra de los animales en ayunas. Para que el control sea efectivo, el granjero debe pesar siempre a los animales el mismo día de la semana, a la misma hora, preferentemente el día en que no les distribuya alimento para que estén en ayunas, o antes de la distribución de la ración de alimentación si está aplicando un sistema 7/7. Es recomendable que sea un día lo más próximo posible al de su inicio de crianza (lo ideal es un día sin comida ese mismo día).

Método de pesaje:

- Agrupar al 1% de hembras (mínimo 60) y el 10% de machos en un corral para agarrarlas, colocado siempre en el mismo lugar,

- Pesar individualmente a las hembras, luego a los machos, anotando los pesos y el número de individuos pesados para poder calcular el peso medio del lote, el coeficiente de variación y la homogeneidad a más o menos 10%. Hay que pesar a todos los animales que estén dentro del corral.

Truco Técnico

Si en la operación de pesaje constata una degradación de la homogeneidad, será necesario repartir a los animales en corrales función de sus respectivos pesos. Se trata de la clasificación, que se describe con detalle en la sección siguiente.

El peso medio obtenido le permitirá situarse respecto a la curva de peso teórico, que le habrá proporcionado SASSO. Servirá para establecer las raciones de alimento de los futuros reproductores, ajustando las cantidades de alimento que distribuye.

El racionamiento del alimento es una etapa fundamental en la crianza de las futuras reproductoras SASSO. Gracias al racionamiento se obtendrán pollitas con una composición corporal correcta al inicio de la postura, de buen tamaño y sin exceso de grasa.

Error que hay que evitar

Sobre todo no hay que pensar que se pueden elegir aleatoriamente los animales dentro de un corral. Los animales más gordos se ofrecen más fácilmente a la vista y será más sencillo agarrarlos, pues están por encima de los más pequeños. Para compensar, el granjero podrá elegir prioritariamente a los más pequeños. En cualquier caso se manifestará un sesgo. Recomendamos pesar el 100% de los animales que estén dentro del corral. Si se cree que son demasiados, más vale abrir el corral y cerrarlo con un número más reducido (mínimo 1% para las hembras) en lugar de interrumpir el pesaje, a riesgo de poner primero los más gordos.

Tras cada operación de pesaje, rellenar la tabla: en la primera columna una serie de valores de peso alrededor del objetivo a alcanzar (un peso cada 10 g por ejemplo para animales jóvenes, cada 20 o 30 g para animales con más edad). Se pesará a cada animal y se indicará su peso marcando una cruz en la casilla de la línea que corresponda. A medida que se va avanzando, se irán viendo cuales son los pesos más frecuentes dentro de la muestra. Si la curva que se obtiene es estrecha, significará que los pesos no varían mucho alrededor del valor mayoritario, lo cual es bueno (lote uniforme). Es importante que esos pesos estén cercanos a los pesos objetivo de SASSO. Inversamente, una curva bastante ancha significará poca uniformidad y se deberá poner en duda el modo de crianza que se está aplicando (distribución del alimento, clasificación, etc.). Nuestro objetivo es que el 80 % de los animales estén alrededor del peso objetivo, con un margen de más o menos 10 % (por ejemplo, para un peso objetivo de 800 g, el 80 % de los animales debe tener un peso comprendido entre 720 g y 880 g).

P70_TABLA_SEGUIMIENTO_UNIFORMIDAD_PESO

Alimentación

El objetivo del granjero durante el período de crianza consiste en obtener una curva de crecimiento lo más regular posible, lo más cercana posible a las recomendaciones de peso de SASSO, pues así podrá expresar todo su potencial genético. En esta etapa es primordial observar bien el lote.

Calidad del alimento

Se eliminará el alimento que no se consuma para evitar que se pueda humedecer y se puedan desarrollar hongos o micotoxinas. Las cadenas de alimentación o las tolvas deben estar vacías antes de apagar la luz.

El alimento es uno de los vectores con el que se introduce la salmonela en la crianza de los reproductores. El método que se recomienda para descontaminar el alimento es someterle a un tratamiento térmico de corta duración. Actualmente, los fabricantes del alimento ofrecen una gama de productos que generalmente incluyen alimentos descontaminados térmicamente, lo que garantiza una seguridad satisfactoria.

Para garantizar una calidad sanitaria óptima, es necesario cuidar las condiciones de almacenamiento del alimento descontaminado, y la higiene de los conductos de suministro. Utilizando dos silos, existe la posibilidad de vaciar, lavar y desinfectar adecuadamente cada silo mientras se conserva la distribución normal del alimento.

Se recomienda fraccionar los pedidos para tener siempre el alimento fresco (evitando que la humedad forme bloques en los recipientes de almacenamiento o que se recaliente).

Hoy en la actualidad, los fabricantes del alimento ofrecen ciclos de alimentación que incluyen tres o cuatro fases: arranque, crecimiento, pollitas por lo menos.

Cantidad de alimento

¿Cómo debe evolucionar la ración de alimento?

Si hay una regla que sea importante recordar de todo este capítulo, es ésta:

“ La ración de alimento se da en función del crecimiento ”

Significa que nuestras recomendaciones sobre la cantidad de alimento son muy teóricas y son solamente directrices generales para los primeros lotes. En ningún caso hay que aplicarlas al pie de la letra, sobre todo a partir de las 3 semanas de crianza. El granjero debe evaluar periódicamente el crecimiento del lote e ir adaptando la ración de alimento en función del mismo. Su sistema de crianza, la formulación del alimento y la zona geográfica en la que se encuentra le conducirán rápidamente a encontrar la cantidad de alimento adecuada que le permita alcanzar los objetivos de peso recomendados. Pasado el tercer lote, más o menos, el granjero tendrá la experiencia suficiente para establecer, para su caso, la alimentación más conveniente. A partir de ese momento podrá librarse de las recomendaciones de SASSO sobre cantidad de alimento y usar su propio programa de alimentación para lograr los objetivos planificados de peso.

Es una labor que se puede desarrollar en colaboración con los equipos de SASSO. No dude en consultarles. La cantidad de alimento va aumentando a medida que avanza el periodo de crianza. Es importante pesa periódicamente los animales para controlar siempre la evolución de los pesos (pesaje semanal).

Cuando un lote está por encima de los objetivos de peso, debe consultar la curva teórica reduciendo el aumento de la ración o incluso manteniendo la misma cantidad de alimento durante varias semanas seguidas. Un animal en pleno crecimiento aumentará su peso incluso si la cantidad de alimento permanece constante. En algunos casos se requiere una reducción de la cantidad de alimento, pero le recomendamos que lo consulte con su interlocutor en SASSO para hacer el cálculo estimado de la cantidad correcta que hay que reducir.

¿Cómo mejorar la uniformidad? La clasificación

La clasificación sirve para mejorar la homogeneidad del lote, adaptando más estrechamente la ración de alimento a las necesidades. Se trata de repartir el lote en corrales en función del peso.

Las hembras:

Recomendamos clasificar las hembras en función de su peso a partir de su 4ª o 5ª semana de edad.

Deben tenerse en cuenta por lo menos tres categorías: los animales que están cercanos al peso objetivo, los demasiado delgados y los demasiado pesados.

Cada categoría va a recibir una ración de alimento adaptada a su condición con el fin de que los animales delgados recuperen su retraso, los de peso adecuado se mantengan dentro de los objetivos de referencia y los animales demasiado pesados ralenticen su crecimiento.

Efectivamente, los animales “pequeños” y los animales “demasiado pesados” serán objeto de una competición adaptada a su tamaño durante la comida, lo que les permitirá volver a la curve si la ración de alimento ha sido adaptada correctamente.

Pasada la semana 15 será difícil conseguir cualquier recuperación. Todos los tejidos (óseo, muscular y adiposo) no se forman al mismo tiempo ni a la misma velocidad. En las 10 primeras semanas es el esqueleto el que se desarrolla principalmente.

Entre las semanas 10 y 20, es alta la síntesis de grasa y las gallinas que reciben demasiada energía del alimento (gallinas que pesan demasiado) corren el riesgo de desarrollar hígados hemorrágicos. Así que, en ese período, si se le da demasiado alimento a una gallina "atrasada" respecto a la curva, no convertirá su ración de alimento en músculo sino sobre todo en grasa, pudiendo resultar dañado su hígado. Por ello, será necesario anticiparse a las diferencias respecto a la curva y adaptar la ración de alimento cuanto antes en el transcurso de la vida del animal.

Truco Técnico

Los gallos tienen tendencia a comerse su propia cama, lo que les genera tapones fibrosos en su tracto digestivo. Consumirán entonces mucha agua para intentar que pase el tapón, pero eso no suele funcionar. Distribuir grit (50 kg. para 500 gallos aproximadamente) resuelve el problema.

Los machos:

En general, recomendamos llevar a cabo la crianza de los machos por separado de las hembras, en un galpón distinto. Si no fuera posible, es preferible hacerlo dentro de un corral separado. Esto es especialmente importante en el caso de las variedades pesadas C y X. Solo las variedades ligeras T pueden cruzarse con las hembras, pero será necesario agregar comederos solo accesibles para los machos a partir de las 10 semanas.

Truco Técnico

Algunos granjeros deciden criar a los machos de variedades ligeras (T) en el mismo corral que las hembras. En este caso, será necesario agregar tolvas específicas para los gallos a partir de las 11 semanas de edad para satisfacer sus mayores necesidades de alimento.

En el caso de los machos criados por separado, entre las semanas 4 y 8, se podrá mejorar la homogeneidad del lote de la manera siguiente:

- Establecer dos corrales

- Clasificar los machos en dos categorías (una en cada corral): Gordos y pequeños

- Apartar a los raquíticos o a los que tengan un importante retraso en el crecimiento

- Alimentar de manera distinta a los dos corrales formados. Los objetivos son los siguientes:

  • reducir gradualmente el crecimiento de los animales más pesados,
  • aumentar gradualmente el crecimiento de los animales más ligeros.

- Repetir la operación todas las semanas.

¿Cómo rectificar el crecimiento?

Existen muchas formulaciones de alimentos muy energéticas que provocan que las gallinas tengan sobrepeso. En este caso, será necesario reaccionar rápidamente ralentizando el aumento semanal de la ración de alimento, o incluso bloqueándolo durante algunas semanas para que los animales vuelvan a la curva recomendada de peso.

P73_ANIMALES_PESADOS

Figura 123: Cuando note que su peso se aleja de las recomendaciones, debe ralentizar a incluso detener el aumento semanal hasta que el peso vuelva al objetivo.

Los animales demasiado delgados tienen que recuperar su atraso. El aumento de la ración de alimento puede ser rápido antes de las 10 semanas de edad porque la ración se va a convertir principalmente en masa muscular. A partir de esa edad, sin embargo, si se aumenta la ración de alimento demasiado rápidamente, se producirá una síntesis excesiva de grasa. Por lo tanto, habrá que hacerlo a partir de 10 semanas.

P73_ANIMALES_DELGADOS

Figura 124: cuando se observe que el peso es insuficiente, se debe aumentar la ración más rápidamente hasta que el peso vuelva a ser el objetivo.

Racionamiento durante 5 a 7 días

El sistema de racionamiento durante 5 a 7 días, o 5/7, consiste en repartir la ración de alimento sólo 5 días a la semana. Se pone en marcha entre la 4ª y la 6ª semana. Mejora considerablemente el rendimiento del lote porque:

- Sirve para dominar la competencia entre animales a la hora de acceder al comedero

- Sirve para que los animales estén preparados para ingerir una gran ración de alimento en el pico de puesta, aumentando el volumen del buche.

P74_CAPACIDAD_INGERIR_5_7
P74_CAPACIDAD_INGERIR_7_7

Figura 125: Al consumir un mayor volumen de alimento en cada comida, una gallina criada en un sistema 5/7 aumenta su capacidad de ingesta de alimento. Soportará mejor un aumento rápido de la ingesta de alimento (hasta 130 g en el pico) que una gallina criada en 7/7.

Error que hay que evitar

De ninguna manera debe aplicarse el sistema de racionamiento 5/7 a los machos.

Si los machos se están criando en el mimo galpón, a las hembras se les debe dar maíz partido o trigo integral en los días que no se alimentan para tenerlas ocupadas mientras se alimentan los machos.

En la práctica, es necesario mantener la cantidad semanal de comida elegida por el granjero, pero dividida en 5 raciones de alimento diarias en lugar de en 7. Los días sin alimento serán fijos y no sucesivos. En los días sin alimentación se puede distribuir maíz partido o trigo integral y grit para mantener ocupados a los animales y mantener la cama rascándola. Será inútil darles demasiado pues se trata solamente de estimular a los animales.

El granjero que desee aplicar un sistema 5/7 deberá definir cuáles son los dos días sin reparto de pienso. A menudo uno de ellos es el domingo para aligerar la carga de trabajo durante el día de descanso. El otro día sin alimento será el día en que se pesa a los animales. En la medida de lo posible, este día también debe ser cercano al día en que llegó el lote. Por ejemplo, si el lote llegó un martes, podemos poner el segundo día sin alimento el miércoles. Si el lote llegó un viernes, podemos poner el segundo día sin alimento el jueves.

El sistema de alimentación 5/7 acaba en la fecha del traslado, en que se volverá al sistema 7/7.

P75_ALIMENTACION_7_7

Ejemplo de conversión de una ración de alimento de 7 días sobre 7 a una ración de 5 días en 7 (los valores se indican a título indicativo):

Si la ración de alimento que se distribuye en sistema 7/7 es 39 g. / día / animal, el cálculo es el siguiente:

- cálculo de la ración de alimento semanal: 39 g. x 7 días = 273 g. / animal / semana,

- conversión a distribución en 5 días sobre 7: 273 g. / 5 días = 55 g. / día / animal los días en que se distribuye alimento.

La ración diaria de alimento aumenta en un 40 %.

Truco Técnico

Los dos días anteriores al primer día sin alimento, distribuir la ración 5/7 (más importante que la ración estándar por día) para que los animales estén más serenos cuando no haya reparto de alimento.

P75_ALIMENTACION_5_7

Artículos relacionados

, by
La SASSO vuelve al mercado ecuatoriano

Desde hace más de 15 años y tras la primera gran crisis de la gripe aviar en Francia, la SASSO ya no podía abastecer a sus clientes en Ecuador. Después de reiniciar el proceso en 2020, en junio de ...

, by
Resumen de nuestra participación en la feria IPPE de Atlanta

Tras un paréntesis de dos años debido al brote mundial de coronavirus, el Exposición Internacional de Producción y Procesamiento (IPPE) anual tuvo lugar este año en el Georgia World Congress Center...

, by
Cómo responder al calentamiento global y a el golpe del calor del verano

En los últimos años, el calentamiento global ha sido objeto de muchos debates y está en el centro de nuestra vida diaria. Si nos fijamos en los indicadores del ONERC (Observatorio Nacional sobre lo...